Quintana Roo

Octavio Ascencio Fernández, una lacra del Poder Judicial que manipula la justicia al mejor postor

5.4kviews

CHETUMAL | Mientras el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador combate férreamente la corrupción en en el sistema judicial mexicano, en Quintana Roo es un distintivo en los últimos años, donde magistrados y jueces civiles y penales hacen de la suyas para favorecer al mejor postor; lo mismo sirven a la delincuencia organizada que a los ‘cárteles inmobiliarios’, en las que encuentran involucrados políticos y notarios públicos.

Tal es el caso del juez Octavio Ascencio Fernández, quien ha pasado por los juzgados civiles, penales, administrador de juzgados civiles y ahora se desempeña como Secretario General de Presidencia del TSJQRoo.

Ascencio Fernández, fue señalado de asesorar y defender a miembros de la delincuencia organizada que se dedica al secuestro y la extorsión en la zona norte del estado; es de los funcionarios que manejan los hilos del Poder Judicial, “tirándoles línea” a magistrados y jueces, obligándolos a torcer la ley , cometiendo injusticias de despojos , fraudes y lo más lamentable dejando libres a delincuentes extorsionadores.

Hay un caso muy sonado donde han liberado más de 5 veces a un jefe de extorsionadores que comanda a una veintena de delincuentes dedicados a la extorsión; los tres órdenes de la policía se quejan que ‘desde muy arriba’ liberan a los delincuentes que ellos detienen en flagrancia o a través de meses de investigaciones: “Tenemos un Poder Judicial podrido, por jueces Corruptos en todos los estados”, ha denunciado López Obrador en las mañaneras y Quintana Roo no se queda atrás.

Una estela de corrupción y escándalos

Octavio Ascencio Fernández saltó a la fama el 12 de octubre del 2018, cuando en estado inconveniente circulaba a exceso de velocidad por las avenidas de Cozumel y 200 metros antes de la playa conocida como Casitas, golpeó el camellón y volcó el Ford Mustang negro, placas UVZ-549-D que conducía.

La nave se trepó al camellón y tras derribar varias palmeras continuó su trayectoria de norte a sur en el carril contrario, donde luego de varias volteretas y recorrer 100 metros, quedó despedazada.

Octavio Ascencio Fernández, de manera prepotente se identificó ante las autoridades como Juez Civil tradicional en el Tribunal Superior de Justicia del estado, pidiendo protección y ayuda para sus ocupantes Andrea Álvarez, Esther Claucely Uc y a Sonia Sosa, quienes salieron ilesas del percance, no así el vehículo que fue considerado como pérdida total.

Recientemente su esposa la magistrada Adriana Cárdenas Aguilar fue denunciada penalmente por desempeño irregular de la función pública.

La razón fue que ella juzgó un caso por la vía penal y luego permitió que su esposo, el juez Octavio Ascencio Fernández, revisara el mismo caso, pero por la vía civil.

Los abogados defensores de este caso también interpusieron una queja ante el Tribunal Superior de Justicia por violar el Código de Ética.

El caso deriva de la muerte de una paciente en el hospital Galenia de Cancún, que data de 2013, por el cual el doctor Jorge Manuel T. A. fue denunciado de homicidio culposo.

De forma paralela marchaba el juicio civil interpuesto por el esposo de la difunta, que era revisado por el juez Tercero Civil, Octavio Ascencio Fernández.

El doctor fue hallado inocente por el juez penal; sin embargo, en menos de un mes, la magistrada Adriana Cárdenas Aguilar revocó esto y lo declaró culpable, extralimitando sus funciones, pues solo le tocaba valorar los agravios.


Lo anterior, mientras su esposo, Octavio ascencio Fernández también fallaba en contra del galeno y le ordenaba pagar 20 millones de pesos como restitución de daños.

Para los abogados defensores, por ética y en observancia a la Ley Orgánica del Poder Judicial, uno de los dos jueces debía excusarse del caso. Su negativa a hacerlo y la coincidencia en fallos hace sospechar de un contubernio con los abogados litigantes, Indira Alejandra Chavelas Veraza y Cuauhtémoc Bustamante.

Cabe destacar que la víctima había sido operada un mes antes en un hospital de la Ciudad de México, pero al parecer quedó con secuelas.

Pese a la intervención realizada en Cancún, la paciente falleció. Testimonios indican que la causa de muerte fue choque séptico, pero no se indicaban responsabilidades directas.

La contraparte se apoyó en el dictamen de la Comisión Nacional Médica, que sí culpó al acusado, sin embargo, el perito que redactó este documento nunca mostró su credencial profesional ni ratificó el dictamen, por lo que carecía de valor probatorio.

El doctor agraviado acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Quintana Roo a interponer una denuncia penal por desempeño irregular de la función púbica y abuso de autoridad, que quedó bajo la carpeta de investigación 1443/2022.

Hasta en el Congreso del Estado cabildeó para favorecer a su esposa en su ratificación en el cargo por otros seis años más, sin embargo la Comisión de Justicia del Congreso ingresó una formal oposición a la reelección de la magistrada numeraria de la Octava Sala Especializada en Materia Penal Tradicional del Tribunal de Justicia del Estado, Adriana Cárdenas Aguilar, a quien señalan de usar la justicia para beneficio personal.

La “formal oposición” fue promovida por Ian Fautsch Domínguez en su calidad de apoderado legal del señor Christian Fautsch Charpentier, víctima del despojo de un terreno costero en la Riviera Maya por parte del abogado José Julio Asencio Reynoso, “pareja” de la magistrada Cárdenas Aguilar, quien se adjudicó la propiedad con la complicidad de jueces y magistrados estatales. 

En el documento, las víctimas explican a los diputados que para consumar el despojo Asencio Reynoso falsificó la firma del verdadero dueño del predio y se los apropió a través de la empresa “Leonsio Constructores S.A. de C.V.”, pero eso no hubiera sido posible sin la ayuda de los jueces y magistrados que han conocido del caso, inclusive de la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, acusan.


“… en complicidad con los servidores públicos del Poder Judicial del Estado de Quintana Roo quienes han permitido y protegido desde la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia a través de varios Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado violaciones al procedimiento civil hasta el robo de carpeta de investigación, escrituras, cédulas catastrales, pagos prediales en el mismo Juzgado Primero Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Solidaridad, Q. Roo, apelaciones improcedentes resueltas a favor José Julio Asencio Reynoso, Administrador Único y accionista mayoritario de la sociedad denominada “Leonsio Constructores S.A. de C.V., constituyendo una serie de actos de impunidad y hechos de corrupción que forman parte de los juicios civiles 455/2014 y 398/2015”.

En estos juicios civiles, denuncian las víctimas, han intervenido varios Magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado “ejecutando hechos de corrupción a la administración de justicia del Estado de Quintana Roo en una red de tráfico de influencias” que opera a través del licenciado en derecho José Julio Asencio Reynoso.

“Este licenciado en derecho José Julio Asencio Reynoso, en el sexenio del ex gobernador Roberto Borge Martín, con tráfico de influencias logró hacer Juez Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Cancún a su sobrino Octavio Asencio Fernández y a su pareja a la servidora pública maestra en derecho Adriana Cárdenas Aguilar, Magistrada Numeraria de la Octava Sala Especializada en Materia Penal Tradicional del Tribunal Superior de Justicia del Estado”, exponen.

Por tal motivo, solicitaban a las diputadas y diputados integrantes de la Comisión de Justicia de la XVI Legislatura no ratificar a Cárdenas Aguilar hasta en tanto no se resuelva la investigación de estos dos juicios civiles 398/2015 y 455/2014del índice del Juzgado Primero Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Solidaridad, “donde están involucrados familiares suyos, ocasionado un conflicto de interés respecto a su derecho de ser reelecta como magistrada”.

Y advierten que ratificar aun así a la magistrada se violaría el artículo 101 de la Constitución Política del Estado de Quintana Roo que establece que …Para ser Magistrado del Tribunal Superior de Justicia, se requiere: Los nombramientos de los Magistrados… …deberán recaer preferentemente entre aquellas personas que hayan servido con eficiencia, capacidad y probidad en la impartición de justicia o que se hayan distinguido por su honorabilidad, competencia y antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica: el trafico de influencias estuvo por encima de la ley.

En los pasillos del TSJ aún existe la versión de que la magistrada numeraria Adriana Cárdenas es presuntamente investigada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Leave a Response