CancúnDestacadasPolíticaQuintana Roo

Servidores de la nación denuncian despidos por el grupo “La Mafia” a horas de año nuevo

232views

Al menos 10 trabajadores de la Secretaría del Bienestar, entre ellos madres solteras y un adulto mayor, no les fue renovado su contrato trimestral; aseguran que decreto interno señala que ninguno puede ser dado de baja en esta pandemia y fue obra de un grupo interno que se hace llamar “La Mafia” 

Cancún.- Trabajadores de la Secretaría del bienestar en Benito Juárez que se desempeñaban como Servidores de la Nación y auxiliares fueron dados de baja entre el 28 y 31 de diciembre del 2020 con el argumento de que desde la Ciudad de México no se les había renovado su contrato trimestral; aseguran que desde el cambio de delegada han recibido mal trato y buscan luchar por sus derechos laborales.

Entrevistado al respecto Manuel Santiago Dzib Sánchez, servidor de la nación en la secretaría del Bienestar desde hace 2 años, teniendo por actividad entregando los apoyos federales de la 4T, “andábamos de sol a sol trabajando”, dijo incluso durante la pandemia desde las 9:00 horas hasta terminar las entregas.

Indicó que desde hace dos años le invitaron a pertenecer a dicha Secretaría, donde actualmente suman 89 personas y les han venido pagando quincenalmente 4 mil 800.

Resaltó que al inicio de este proyecto cuando empezaba el sexenio del presidente se dedicaron a censar a la población para que se inscribieran a los programas del bienestar -adulto mayor y discapacitados- una vez que hubo recursos de presidencia en el primer año se empezaron a hacer las entregas casa por casa, aquí resaltó que nunca les dieron viáticos para trasladarse hasta los lugares de entrega que les correspondía Cancún, leona Vicario y Puerto Morelos, además de hacerse cargo de sus comidas.

Fue hasta que se hizo un cambio de delegación hace aproximadamente 5 meses, saliendo la maestra Rubí Canto Rosado e ingreso Dianela Estefanía Benitez como nueva directora regional en Benito Juárez, desde entonces se notaron cambios empezando por un ambiente poco favorable, debido  que asegura que el encargado de los servidores de la nación identificado como Alfredo Vázquez  los trató de manera déspota y rígida e incluso amenazante y con groserías.

Resaltó que de acuerdo a un decreto u oficio del presidente Andrés Manuel López Obrador no se puede despedir a ningún elemento de la Secretaría del Bienestar o dependencia de gobierno durante la pandemia, no obstante el 31 de diciembre la licenciada Norma Elena Jiménez Olivo, que es parte de un grupo interno que se hace llamar “La Mafia”, los cuales se lucran vendiendo plazas y de los apoyos federales. encargada de Recursos Humanos en Chetumal, les comunicó que desde México recibió instrucciones de dar de baja y no renovar el contrato trimestral a por lo menos 11 personas, entre servidores de la nación y auxiliares en oficinas.

“Es un ajuste que están haciendo con la estructura, es una afectación a nivel estado, no solamente estamos hablando del municipio de Benito Juárez”, les ratificaron, al tiempo de señalarles que no habría liquidación y le refirió que se les pagó su aguinaldo. 

El entrevistado resaltó que entre los despedidos hay madres solteras, una persona con más de 60 años. En este sentido su llamado es al delegado Arturo Abreu, para tomar cartas sobre este tema y sobre el grupo “La Mafia”.

Indicó que este lunes hay renovación de contratos al interior de la Secretaría del Bienestar, y en su caso desconoce los motivos por lo que les dieron de baja, simplemente les informaron que ya no se les renovaría el contrato.

Por su parte, Erick Fernández, quien también llevaba dos años laborando en esta Secretaría, indicó que esta noticia les cae de sorpresa ya que el recurso era para pagar sus estudios universitarios, al tiempo que la actual delegada Dianela Benitez intenta deslindarse al señalar que no estaba al tanto de esta decisión.

“Nos están corriendo con el pretexto de que no hay dinero para pagarnos, pero en la misma Secretaría estaban recibiendo solicitudes para nuevas incorporaciones”.

Su petición es saber cómo los podrían apoyar en sus gastos, dado que no contemplaban que los despidieran y sin liquidación y tienen gastos de escuela, casas, familia e hijos, dado que es inicio de año.

En el mismo sentido, Ashanti Arévalo Pérez, de 19 años y mamá soltera, indicó que trabajó como auxiliar UVA con atención en las oficinas, tramitando la incorporación a adultos mayores desde mayo pasado, sin embargo semanas antes de recibir la llamada de su baja, había hablado con la delegada para señalar que pretendí cambiarse de área a servidora de la nación y ganar más dinero, ya que en esta área solo ganaba 7 mil 400 pesos al mes, además de poder contar con seguro, a lo que le informaron que analizarían su caso, pero días después, el 28 de diciembre, el licenciado Francisco González Vázquez, que igual forma parte del grupo “La Mafia” de acuerdo a las declaraciones de los afectados, le informó que no le renovarán el contrato.

“No hay algo que lo justifique, cuando te despiden es porque cometiste algún error, pero en este caso fueron quizás por el cambio de administración y “La Mafia” quiere meter a su gente como muchos lo han hecho”.

Miembros de “La Mafia” posando con el súper delegado Arturo Abreu

La entrevistada resaltó que es injusto dado que tiene a alguien que depende de ella y su trabajo lo venía desarrollando bien, por lo que estima que todo se trata de una cuestión política.

Indicó que se encuentra estudiando la licenciatura en Derecho en línea, pero al quedarse sin empleo perderá esa oportunidad de seguir preparándose.

En otro caso, una de las despedidas identificada como Julia señaló que quedarse sin empleo le afecta aún más dado que están por operarla el próximo 5 de enero de una hernia umbilical en la clínica del ISSSTE, lo cual se le notificó a la delegada en su momento, sin embargo debido a que la dan de baja podría cancelarse su intervención por no pertenecer al sistema.

Resaltó que luego de recibir la noticia de su baja, habló con la coordinadora de programas, Teresa Guadalupe Sahagún en la Ciudad de México quien le informa que no tiene conocimiento de los despidos, y recomienda arreglarlo en su entidad.

Coincidieron en que su única defensa es el documento que señala que ningun servidor de la Secretaría del Bienestar puede ser despedido en esta pandemia.

Yoani Espadas por su parte, con dos años laborando, madre soltera de tres hijos, indicó que fue trasladada de área en oficinas como apoyo a la exdelegada, en el área de Recursos Humanos, sin embargo como formó parte de la antigua administración asegura que es lo que provocó su baja.

Destaca que a los despedidos les están haciendo creer que en el siguiente trimestre los recontratarán, sin embargo es falsa expectativa.

Aquí cabe destacar que durante la llamada que les realizaron a todos los despedidos, les señalan textualmente “para este primer trimestre del 2021 no se estaría renovando el nombramiento… si se estarían haciendo las gestiones ante México con la finalidad de que nos puedan mantener la estructura con la que se había trbajado hasta el 31 de diciembre y el día de hoy espero que tengamos una respuesta favorable al menos para el segundo trimestre…”.

Asimismo la entrevistada coincidió en que sus jefes después del cambio de administración los presionaban psicológicamente y amenazantes, no obstante asegura que muchos de los que han hecho mal su trabajo siguen en la secretaría.

“No es justo que nos saquen así, y mucho menos en esta pandemia porque no es sencillo encontrar trabajo”.

Ante esta situación los trabajadores despedidos de la Secretaría del Bienestar tienen como único amparo el documento que circuló internamente que señala que ninguno podría ser despedido durante la pandemia, a fin de que puedan luchar por sus derechos laborales.

Leave a Response