Destacadas

Una candente ‘probadita’

37views

Por Alberto Salazar Quequi

Los campeones mundiales absolutos de peso Supermedio, el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el estadounidense Caleb Plant, se dieron cita la tarde de ayer para ofrecer una conferencia de prensa rumbo al combate unificatorio que disputarán el próximo sábado 6 de noviembre en el “MGM Grand Garden Arena”, de Las Vegas, Nevada.
La presentación de su pelea transcurría con cierta “normalidad”; sin embargo, al momento de posar para las cámaras en el tradicional “cara a cara”, todo se salió de control derivándose en un intercambio de golpes y empujones, en el que Plant resultó con un pequeño corte en el pómulo derecho y los labios enrojecidos.
El inicio de la conferencia había sido tenso, y era previsible que al final explotaran frente a los medios de comunicación. El mexicano no soportó más las provocaciones del campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) originándose este encontronazo.
En este primer encuentro promocional, ambos boxeadores lanzaron amenazas, hasta que el “Canelo” Álvarez empujó a Plant, quien enseguida respondió con un “volado” que el tapatío alcanzó a esquivar. Álvarez contestó, pero fueron separados de inmediato por los integrantes de sus respectivos equipos.
Más tarde, Saúl Álvarez Barragán, campeón por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB-WBC, por sus siglas en inglés), Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Organización Mundial de Boxeo (OMB) advirtió a Plant que lo noqueará, luego que el estadounidense lo insultara.
“No tendré complicaciones para derrotarlo. Él puede decir lo que quiera, pero no de mi madre y quien lo haga lo voy a acabar. Lo noquearé en ocho rounds, fácil”, dijo el monarca tapatío, “para mí es historia para México y para todo mi equipo. Hay muchas perras que ladran, pero no muerden”, añadió el “Canelo”.
Ésta será la primera ocasión que un campeón se apodere de los cuatro cinturones que avalan las organizaciones más importantes del mundo.

Comments

comments