DestacadasPolíticaQuintana Roo

Derechos Humanos, una enorme piedra en Quintana Roo

55views

— El presidente de la CDHEQROO y su protegido, el Oficial Mayor Erik Poot Alcocer, generan caos y siembran miedo entre los trabajadores; hay demandas por despidos injustificados

REDACCIÓN

Chetumal.- Acoso laboral y despido injustificado son algunos de los puntos negativos que prevalecen dentro de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (CDHEQROO).

Su titular, Marco Antonio Toh Euan, y el Oficial Mayor, Erik Poot Alcocer, se han movido con total incapacidad y con figura de capataz mandan dentro de este organismo autónomo.

Tales son las quejas en contra de estos dos personajes, sobre todo sobre el autodenominado “Ombudsperson” (no tolera le digan Ombusman), que incluso en el Congreso del Estado hay diputados que han pedido se tomen cartas en el asunto, sin embargo, ahí sale la figura del principal defensor de Toh Euan, Eduardo Martínez Arcila, para frenar toda posible investigación.

A finales de 2020, hubo una solicitud de juicio político en contra del presidente de la Comisión de derechos humanos de Quintana Roo, Marco Antonio Toh Euan; el documento fue entregado en oficialía de partes del Congreso del Estado en su sede alterna.

La solicitud fue interpuesta por una ex trabajadora, quien dijo haber sido víctima de acoso, hostigamiento laboral y despido injustificado.

Cabe recordar que el caso precisamente fue expuesto durante la comparecencia de Ombudsperson por la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la XVI Legislatura, Judid Rodríguez Villanueva, sin embargo no pasó nada con el caso.

DESPIDO INJUSTIFICADO

Otro caso expuesto a finales de 2020 contra Marco Antonio Toh fue el una ex trabajadora, Olga Tatiana González Morga, que aseveró tuvo una relación laboral del del 16 de mayo de 2019 hasta el 15 de octubre de 2020.

La afectada difundió en un documento los hechos registrados y da los nombres de quienes cometieron el hostigamiento laboral en su contra, pues pese a ser parte de los grupos vulnerables le exigían acudiera a la oficina en reiteradas ocasiones, incluso exigiendo entregara reportes a pocas horas de que se lo solicitarán.

Por este y otros casos, la XVI Legislatura del Congreso del Estado ha llamado a comparecer a Marco Antonio Toh Euán quien cobra como titular de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, de quien además refieren fue el incitador a la ocupación del Congreso por parte de colectivos feministas.

A todo esto se suma la opacidad, la falta de transparencia en materia de recursos monetarios, la intimidación hacia al personal y las demandas laborales.

 Erik Poot ha sido pieza clave de Toh Euan para realizar varios negocios en el que ambos salen beneficiados.

UNA MÁS

Guadalupe Zapata Ayuso es otra de las afectadas  por la voracidad de Marco Antonio Toh Euan, ya que éste de nuevo es señalado por violentar los derechos humanos más elementales como el derecho a la vida, a la salud, a la seguridad social, a la justicia, a la no discriminación, a la dignidad y al mínimo vital, a la subsistencia digna, a un nivel de vida adecuado y, principalmente, la violación al derecho humano a vivir en un ambiente libre de corrupción.

“Todo ello se circunscribe a una brutal falta de respeto a mi persona y mi dignidad que culminó cuando de la forma más siniestra, injusta e inhumana, mediante oficio número CDHEQROO/PR/279/2021 (ANEXO 1), por él signado en su carácter de presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, notificado con fecha 15 de septiembre de 2021 y con efectos a partir del mismo día, me dio a conocer la terminación de los efectos de mi nombramiento como Directora General de la Consultoría Jurídica de esa Institución que preside, violentando mis derechos”, expresó.

Explicó que Toh Euán simplemente le notificó su cese sin especificar las causas, pero todo estuvo con un antecedente de acoso y presión laboral hacia ella.

Agregó que el motivo de su despido injustificado fue la denuncia que interpuso ante el IMSS por la distracción de recursos presupuestados para las aportaciones patronales que durante toda la administración se hicieron en forma incompleta, afectando su patrimonio y su seguridad social.

Es decir, por levantar la voz y exigir un derecho que le era pisoteado, Marco Antonio Toh la despidió sin más.

MALA PAGA

Por si faltara una piedra más en el zapato, Marco Antonio Toh es mala paga ya que debe cuatro años de renta del inmueble que ocupan en Cancún.

Desde el uno de enero de 2018 Toh Euan no se digna a pagar la renta del inmueble ubicado en la Supermanzana 20, manzana 4, calle Pecari lote 23, de Cancún, tal como consta en una demanda promovida por Eloisa Elizabeth Montoya Rodríguez.

El monto mensual es de 20 mil pesos.

Dicha cifra se pagó en 2017 pero en 2018 el organismo dejó de cubrir y se niegan a abandonar las instalaciones.

Leave a Response